Consejos para trabajar con un portátil

¿Ordenador portátil o de sobremesa? Consejos para trabajar con un portátil

Las oficinas con pesados ordenadores de sobremesa son cosa del pasado, al entrar en una oficina del siglo XXI encontrarás una mezcla de ordenadores de torre, de sobremesa y portátiles. Trabajar con un portátil es bastante cómodo para muchos, pero para optimizar su rendimiento hay que seguir unos consejos para trabajar con un portátil.

Muchos son los ejecutivos que optan por trabajar con uno de estos por varias razones: puedes llevarlo a las interminables reuniones de los lunes por la mañana e ir leyendo tu correo de reojo, puedes irte a otro lugar de la oficina para inspirarte o incluso te sirve para los viajes de empresa.

El uso de ordenadores portátiles tiene muchas ventajas, pero también algún que otro inconveniente. Los ordenadores portátiles estándar suelen funcionar más despacio que un ordenador de sobremesa y pueden sufrir más daños por el movimiento al que se les expone. Por eso, para poder disfrutar de todas sus ventajas, vamos a reducir los inconvenientes con estos sencillos consejos.

Consejos para trabajar con un portátil y no morir en el intento

1. Reduce el número de programas que se abren al inicio

Muchos son los programas que se abren por defecto al iniciar tu ordenador portátil (decimos el pecado pero no el pecador). Observa cuáles se abren solos, entra en su configuración desactiva esta opción. Con este pequeño consejo para trabajar con un portátil, reducirás el tiempo que tarda en encenderse tu ordenador.

Acostúmbrate a cerrar los programas pesados que no estés en usando durante unas horas. A veces trabajamos con muchos programas a la vez, y uno de ellos solo lo usamos una vez al día, es mejor cerrarlo y abrirlo cuando se necesite.

2. Actualiza el sistema operativo y los controladores de tu portátil

Para que un equipo (portátil o de sobremesa) esté protegido, es imprescindible que el sistema operativo y los controladores estén actualizados. De esta manera, contaremos con los últimos parches de seguridad que alejarán los malwares o los ataques masivos.

Los controladores de tu portátil son los que ayudan principalmente al mantenimiento de la seguridad de tu portátil y ayudan al funcionamiento y velocidad de este.

3. Vacía el almacenamiento de tu portátil

Los ordenadores portátiles cuentan normalmente con menos memoria RAM que los equipos de sobremesa. Por eso, si trabajas con un ordenador portátil, asegúrate de vaciar la papelera de reciclaje muy a menudo y de no tener demasiados archivos en el disco duro del propio ordenador.

Lo ideal para estos casos, y para todas las empresas, es tener los archivos almacenados en un entorno seguro y accesible desde todos los ordenadores conectados a la red autorizada (o con NFC). Si quieres saber cómo tener tus archivos y documentos en este entorno seguro, contacta con SMS Europa.

Lee también: Grupo SMS: ¿Qué es?

Cuida tu ordenador portátil también por fuera

El buen funcionamiento de un ordenador portátil no reside solo en su interior. El exterior y su cuidado son piezas fundamentales para que funcione correctamente. Por eso, es importante seguir estos consejos para trabajar con un portátil.

Como con todos los ordenadores, es importante mantener los líquidos alejados del equipo. En un ordenador de sobremesa, lo que más comúnmente se daña es el teclado, ¡pero en el caso del portátil el teclado está integrado en el equipo!

A la hora de transportarlo llévalo siempre en una funda y evita golpes que puedan dañar tu equipo y tu trabajo.

Optimiza la batería

Una de las razones de trabajar con un portátil, es trabajar en remoto y sin necesidad de conectarlo. La batería de los portátiles se resiente con el tiempo si no la cuidamos bien. Para optimizar su uso, es necesario cambiar la configuración de energía y supervisión, dependiendo del uso del momento: por la noche, sin brillo, con brillo, tiempo de espera, etc.

Muchos ordenadores tienen el modo de ahorro de energía, en el que los ajustes se adaptan para que consigas la mejor optimización.